09 mayo 2017

Los implantes de pecho caducan

El aumento de mamas es la intervención más demandada en España. ¿Lo último? Dar soluciones a la 'caducidad' de los implantes.
Una talla más
Pocas mujeres aspiran ya a lucir un pecho exagerado: la cirugía de aumento de senos sigue siendo la más solicitada en nuestro país, pero con límites. Lo ideal es recurrir a las prótesis de gel cohesivo, de gran calidad y con una duración de hasta 30 años. Y hoy el reto está en el recambio de los implantes, que en muchos casos reviste más dificultad que la primera intervención, «porque viene motivado por una rotura o un encapsulamiento», explica el doctor Antonio de la Fuente, jefe de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital Ruber Internacional. «Habrá que limpiar bien la cavidad o adaptarla a la nueva prótesis. El pecho es una estructura cambiante: no será igual que la primera vez.»
Anestesia: General. Post-operatorio: Una noche de ingreso. Precio: Alrededor de 6.000 €.

brazos
Desde los hombros hasta el codo, esta zona del cuerpo admite mejoras. La clave está en recurrir a los rellenos o bien a la tecnología láser.
Efecto hombrera
La bioplastia de hombros es perfecta para aquellas mujeres que carecen de realce en esta parte de su anatomía. Tras un estudio de la morfología de la paciente, se introduce el material de relleno elegido mediante una cánula. El resultado son unos hombros estilizados y con una bonita forma. Su duración (desde un año hasta toda la vida) depende del relleno empleado. Esta técnica la aplica el doctor Rafael Gálvez, cirujano y vicepresidente de la Sociedad Española de Bioplastia y Remodelación (SEBIR). Trabaja en la Clínica Ordás.
Anestesia: Local.
Post-operatorio: Durante las dos horas posteriores a la intervención hay que aplicar frío en la zona. Precio: Entre 1.000 y 4.000 €.

El otro 'lifting'
El odiado efecto alas de murciélago se produce cuando se ha bajado de peso de manera considerable o se ha perdido elasticidad en la piel. En los casos más leves, se puede recurrir a una liposucción láser, que eliminará la grasa sobrante. Además, al producir un aumento de temperatura en la zona se estimulará la producción de colágeno, lo cual provoca a su vez una contracción de la piel, que se adaptará al nuevo contorno. El efecto es permanente si se controla el peso. Son especialistas en la Clínica Porcuna & De Benito.
Anestesia: Local.
Post-operatorio:
Se utiliza una faja de compresión durante 48 horas.
Precio: Entre 1.500 y 3.000 €.

rostro
Hilos, ácido hialurónico y hasta microcirugía que controla los músculos faciales. Las herramientas para rejuvenecer la cara se multiplican. 
El nuevo bótox
La inyección de toxina botulínica aumentó un 8% en Estados Unidos durante 2012, según la American Society of Plastic Surgeons. Una buena noticia para quienes sientan pavor a las agujas: dentro de un año llegará a España el bótox en gel. El doctor Ricardo Ruiz, jefe de Dermatología de la Clínica Ruber (Madrid, tel. 914 02 61 00) advierte de que esta nueva sustancia solo debe manejarla un médico, «pues una incorrecta aplicación puede relajar músculos no deseados y producir asimetrías». La duración de este gel es de unos tres meses. Para un efecto más duradero, el doctor Francisco Gómez Bravo, director de la Unidad de Cirugía Plástica y Microcirugía Reconstructiva de la Clínica Ruber, propone el bótox permanente, una mini-cirugía que reduce la contracción del músculo que provoca los pliegues en el entrecejo.
Anestesia: Local.
Post-operatorio: Los puntos se retiran a los siete días. Precio: Entre 3.000 y 5.000 €.

Potenciar los cosméticos
En el último Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) se presentó un innovador equipo láser: Clear+Brilliant Permea. Lo más destacable es que consigue abrir poros microscópicos en las capas superficiales de la piel para aumentar la absorción de los cosméticos que se apliquen después. «Si se combina con el suero antioxidante CE Ferulic, de Skinceuticals, la eficacia de este concentrado aumenta hasta 17 veces, según han demostrado los estudios clínicos», detalla la doctora Adriana Ribé, dermatóloga de Ribé Clinic (Barcelona, tel. 934 88 12 07).
Anestesia: No requiere.
Post-tratamiento: La piel queda enrojecida dos horas.
Precio: 200 € por sesión.

Adiós al descolgamiento
Silhouette Soft es todo un éxito en Japón y acaba de aterrizar en España. Su objetivo es crear un efecto lifting muy suave. ¿Cómo? Con unos hilos sujetos a unos conos de ácido poliláctico que se introducen con una fina aguja en la piel hasta quedar anclados. Dichos hilos (que se reabsorben al cabo de dos años) tiran de los tejidos, lo cual corrige el descolgamiento cutáneo. Y todo sin cortes ni puntos de sutura. «Además, el tratamiento estimula la producción natural de colágeno», explica el doctor Pedro Jaén, director de la Clínica Grupo Pedro Jaén (Madrid, tel. 914 31 78 61).
Anestesia: Local.
Post-tratamiento: En el lugar donde se insertan los hilos pueden aparecer hematomas.
Precio: En torno a 2.000 €.

¡Más volumen!
El rejuvenecimiento tridimensional consiste en elevar las zonas deprimidas del rostro, pero con un resultado muy natural. El efecto dura hasta dos años y hay que emplear una cánula de punta redondeada. Con ella se introduce en las áreas elegidas ácido hialurónico (un componente natural de la piel) e hidroxiapatita cálcica (un tipo de relleno elegido por los especialistas por su seguridad). El doctor Daniel Arenas, cirujano plástico de la Clínica Dermatológica Internacional (Madrid, tel. 914 44 97 97), asegura que con esta técnica es posible conseguir un volumen controlado alrededor de la boca y los ojos, en las mejillas o en la zona de la mandíbula.
Anestesia: No requiere.
Post-tratamiento: Pueden producirse hematomas que generalmente desaparecen al cabo de unos días.
Precio: Unos 4.000 €.

Boca sensual
El tratamiento Lip Refresh, firmado por Restylane, utiliza ácido hialurónico de baja densidad. «Por eso, y porque es 100% reabsorbible, no deja granulitos», explica la doctora Judit Valiente, responsable de la Unidad de Medicina Estética de la Clínica Quirón. Además de hidratar y eliminar el código de barras, este protocolo aporta un discretísimo aumento de volumen en solo dos sesiones. El resultado dura unos ocho meses.
Anestesia: No hace falta porque el Restylane contiene lidocaína.
Post-tratamiento: Evitar el calor excesivo y el sol durante 10 días.
Precio: 250 €/sesión.
La agresiva liposucción ya no es la única alternativa para reducir la barriga. Existe una máquina que trata esta zona con rapidez .

abdomen
La agresiva liposucción ya no es la única alternativa para reducir la barriga. Existe una máquina que trata esta zona con rapidez .
Con ultrasonidos
Liposonix es el nombre de una de las pocas tecnologías capaces de reducir una talla en una sola sesión. Aprobado por la institución americana FDA (Food and Drugs Administration), este tratamiento no quirúrgico de Solta Medical utiliza ultrasonidos de alta intensidad para destruir la grasa. «Lo mejor es que esta no pasa al torrente sanguíneo, de modo que se evita el aumento de los indicadores de colesterol», explica la doctora Mª Dolores Antón, de la Clínica Ordás. La pérdida de volumen es definitiva, ya que el organismo no reemplazará las células grasas destruidas.
Anestesia: No requiere.
Post-tratamiento: Enrojecimiento de la zona, que desaparecerá después de unos días.
Precio: Entre 1.000 y 3.000 €.

culo
Los expertos aseguran que las nalgas son el nuevo foco de atención de las mujeres. Las técnicas más innovadoras logran remodelarlas a nuestro antojo.
Desde la cintura
La doctora Paula Rosso, de Corporal M+C considera que para lucir una buena retaguardia hay que conseguir un equilibrio en el trinomio cintura-glúteos-caderas. Los objetivos del protocolo denominado Corrientes Interferenciales Moldeadoras+Radiofrecuencia Médica son: marcar la cintura, elevar las nalgas y compactar la grasa de las caderas. Este sistema aumenta la tonificación muscular, disminuye la retención de líquidos, tensa la piel y reduce volumen a la carta.
Anestesia: No es necesaria.
Post-tratamiento: La radiofrecuencia produce un calentamiento de la zona y, por lo tanto, suele llevar aparejado un enrojecimiento temporal de las áreas tratadas.
Precio: 45 €/sesión de corrientes y 210 €/sesión de radiofrecuencia.

Modelo tanga
Para las que buscan un resultado rotundo y duradero en los glúteos, el Instituto Médico Láser ha desarrollado un método quirúrgico que transfiere grasa de las zonas donde sobra a aquellas donde falta. ¿Su nombre? Tanga Lift. Se basa en tres etapas: la primera es el tallado en alas de gaviota (se elimina la grasa sobrante de la zona donde se apoya el tanga, proyectando la nalga hacia arriba). En segundo lugar se recorta la banana subglútea (es decir, la grasa de la parte baja). Y todo lo que se ha eliminado se reutiliza para ir modelando un culo respingón.
Anestesia: Local. Post-operatorio: Hay que llevar faja durante siete días. Precio: De 2.500 a 5.000 €.

El valor de la grasa
Olvidada durante décadas en el campo de la cirugía plástica, la grasa autóloga (es decir, la extraída de nuestro propio cuerpo) protagoniza hoy todos los congresos internacionales. ¿El motivo? Si se maneja con maestría puede perfeccionar técnicas como el aumento de pómulos, senos o glúteos. Ahora, la comunidad científica se ha fijado en una fracción de la grasa, el estroma vascular, que contiene una gran cantidad de células madre. El doctor Jorge Planas, director de la Clínica Planas lo utiliza para mitigar las ojeras oscuras y dar densidad al cuello y al dorso de las manos. ¡Pura ciencia!

piernas
Las venas de las extremidades eran, hace años, un problema estético y de salud difícil de resolver. Hoy las soluciones se simplifican.
Terapia antivarices
La compañía Syneron Candela ofrece distintos sistemas láser muy efectivos para el tratamiento vascular. Lo que hace la tecnología de luz es calentar el vaso sanguíneo hasta lograr cerrarlo. Otra alternativa consiste en «introducir, a través de una vía, un catéter de radiofrecuencia, que tratará la vena que origina el problema», explica el doctor David Fernández Caballero, cirujano vascular y responsable de la Unidad de Flebología de la Clínica Dermatológica Internacional. Este último procedimiento, llamado Venefit -que acaba de llegar al mercado médico-estético de la mano de la firma Covidien- garantiza una eficacia de un 96% en cinco años.
Anestesia: El tratamiento con radiofrecuencia requiere sedación. En cuanto al láser, antes de someterse a esta técnica se puede aplicar una crema anestésica, aunque no es imprescindible.
Post-operatorio: Tras someterse al Venefit hay que llevar una media de compresión durante una semana.
Precio: Entre 2.500 y 4.000 € el procedimiento con Venefit. El láser cuesta a partir de 100 € por sesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario