24 diciembre 2013

Un plan alternativo para pasar las navidades

Copiosas cenas familiares, uvas al son de las estrellas televisivas del año seguidas de un cotillón de gala o de una salida nocturna, como todos los fines de semana, pero más cara y masificada.

Así son las navidades clásicas de los jóvenes españoles. O eran, porque cada vez son más los planes alternativos que abren la posibilidad de celebrar estas fiestas de otra manera.

La oportunidad de disfrutar de tiempo libre incita a los más aventureros a la montaña, a los nostálgicos del verano a las zonas de clima privilegiado, a los enamorados del escenario al cabaret y a los hastiados del estrés urbano al pueblo. 

Tampoco faltan quienes, impulsados por el espíritu navideño, dedican sus vacaciones a ayudar a los más necesitados.

En definitiva, ya no hay excusas para volver a pasar otra Navidad en casa. G/U/CAMPUS ha seleccionado cinco opciones para dar un giro radical a este periodo festivo y comenzar el año con toda la energía que merece.

1 UN GOLPE DE SOL EN MEDIO DEL INVIERNO. Disfrutar de un tiempo veraniego cuando la península se hiela de frío es algo de lo que cualquiera quiere presumir. En España, el clima privilegiado de las Islas Canarias convierte en ritual darse un chapuzón el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Además de tomar el sol y olvidarse del invierno por unos días, Gran Canaria ofrece la posibilidad de disfrutar del arte de los escultores de arena, que confeccionan un belén monumental en la playa de Las Canteras.

La escultura, creada este año por seis artistas internacionales, tiene dos toneladas de arena y ocupa una superficie de 1.500 metros cuadrados. Las donaciones de los visitantes irán íntegramente destinadas a los cuatro comedores sociales de la capital canaria.


Y si la Navidad tiene sabor a mar, la Nochevieja no se queda atrás. Muchas playas ofrecen, para el cambio de año, fuegos artificiales lanzados desde el océano, y la fiesta suele continuar a la orilla del mar hasta altas horas de la madrugada.

2 DEPORTES DE AVENTURA PARA BAJAR LOS POLVORONES. Si hay un lugar privilegiado para pasar las fiestas de invierno, es el pueblo leridano de Sort, en la comarca del Pallars Sobirà. Ya su nombre, suerte en catalán, anuncia el emplazamiento de la celebérrima administración de lotería La Bruixa d’Or.

Y si, tras probar suerte con el sorteo, se abre el apetito de disfrutar al máximo la montaña, el enclave no puede ser más privilegiado. 

"Resultan especialmente interesantes para los jóvenes algunas de las instalaciones y precios que ofrecen nuestras estaciones de esquí, como el Snowpark de Port-Ainé, los paquetes turísticos que incluyen todo lo necesario para iniciarse en el esquí a precios muy módicos y con facilidades de pago o el Forfait Universitario", explica Yolanda Mas, de la Oficina de Turismo de Sort.

3 CENA Y ESPECTÁCULO PARA DAR LA BIENVENIDA AL AÑO. Los amantes del musical están de enhorabuena. Este año podrán comerse las uvas con sus artistas favoritos y despedir el año con una cena al ritmo de los espectáculos más atrevidos de cabaret.

Es la oportunidad de empezar la fiesta antes incluso de cenar, y pueden disfrutarlo quienes se pasen por el cabaret restaurante Oh! Madrid que, desde el año pasado, ha incorporado al comedor un espectáculo musical "con espectaculares cantantes, bailarines y acróbatas aéreos que interactúan con el público y hacen que esta cena no deje indiferente a nadie", cuentan desde la sala. La noche acaba con un cotillón en la sala de baile.

También el espectáculo The Hole abre el agujero el 31 de diciembre para despedir el año con una función especial en el capitalino Teatro Calderón, que incluye cena y campanadas con los protagonistas del espectáculo más irreverente.

4 VUELTA AL CAMPO PARA ESCAPAR DEL ESTRÉS. La tranquilidad del medio rural puede convertirse, para dar la bienvenida a enero, en la mejor de las fiestas. 

Por eso, son muchos los pueblos que ofrecen planes que combinan el turismo rural con unas campanadas de lo más familiares. Es el caso de Enguídanos, en la provincia de Cuenca, donde el Ayuntamiento invita "a las uvas de la suerte, a una copa de cava y a una bolsa de cotillón para celebrar las 12 campanadas en la Plaza Mayor", invita el alcalde del municipio, Sergio de Fez. 

"Desde allí todos se trasladan hasta el auditorio de la Casa de la Cultura para celebrar una verbena popular que dura toda la noche", añade.

Con amigos, con la familia o con la pareja, otro destino ineludible para los amantes del medio rural es Jalance, en la provincia de Valencia. Rodeado de un privilegiado paisaje natural, Jalance ofrece la posibilidad de realizar excursiones a la Cueva de Don Juan y a los Cañones del Júcar, una buena caminata para bajar los excesos gastronómicos de estas fiestas.

5 ESPÍRITU NAVIDEÑO PARA LOS MÁS SOLIDARIOS. Compartir el tiempo libre con quienes menos disfrutan la Navidad es una opción que cada vez atrae a más gente joven. 

Muchos comedores sociales ofrecen a las personas necesitadas comida el día de Nochebuena y preparan para los comensales un picnic de productos navideños para la cena. 

El número de voluntarios en estas fechas aumenta exponencialmente, y muchos jóvenes se ofrecen en foros de internet para preparar los menús solidarios.

Cáritas Madrid organiza sus tradicionales campamentos urbanos. "No son acciones aisladas propias del periodo vacacional sino que es la culminación de una serie de actividades que se vienen desarrollando a lo largo del curso", aclaran desde la ONG. 

Esta iniciativa, principalmente dirigida a la realización de actividades con niños, "es una forma de dar valor al tiempo libre y de transmitir valores a los más pequeños".

La montaña, el mar y las actividades solidarias se convierten en una opción frente a las cenas familiares y las salidas nocturnas de la Nochevieja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario